Inicio > Un mes para el Orgullo Mundial de Madrid, fiesta y reivindicación de la diversidad en el mundo

Noticias

Un mes para el Orgullo Mundial de Madrid, fiesta y reivindicación de la diversidad en el mundo

Un mes para el Orgullo Mundial de Madrid, fiesta y reivindicación de la diversidad en el mundo
  • No hay opiniones

Sólo quedan 27 días. Del 23 de junio hasta el 2 de julio Madrid acogerá a las tres millones de personas que está previsto que celebren el Orgullo Mundial, fiesta y reivindicación que convertirá durante toda una semana a Madrid en la capital y referente mundial de la libertad, de la diversidad y, por lo tanto, de un mundo mejor y más justo. 

Hace ahora 40 años que en Madrid un pequeño grupo de travestis y activistas LGTB salían a la calle para reivindicar sus derechos y su dignidad. Bichos raros en una sociedad en la que aún nacían las libertades, no sabían que estaban poniendo las primeras semillas de un movimiento que después sería imparable. En los años 80 los elementos más avanzados y valientes del colectivo de gays, lesbianas y transexuales empezaron a tomar el barrio de Chueca como punto de referencia y a poner las primeras bases de un movimiento por la libertad emotiva y sexual.

Las manifestaciones del orgullo empezaron a crecer, pero muy tímidamente. En 1997 se añadió un componente clave en la popularización del evento: el lúdico. La primera carroza, promovida por la revista Shangay y con Alaska como gran reclamo público, salió a recorrer la calle junto a los activistas. Se había pasado de los centenares a los pocos miles pero a partir de entonces el cambio que se produjo en el barrio, en el orgullo y, en general, en la sociedad española fue espectacular. Ya a partir de los primeros años del nuevo siglo la afluencia se hizo cada vez mayor. El espíritu de lucha por la igualdad se alió con las ganas de celebración y un maravilloso ambiente de fiesta popular y callejera, una mezcla de tolerancia, apertura, de actitud de “da igual quien seas, cómo seas y de dónde vengas” que eran la pura definición del alma que ha tenido Madrid desde siempre.

En apenas unos años el orgullo se hizo masivo, se pasó a los centenares de miles de participantes y desbordó los propios límites del colectivo que lo impulsaba. Ya no eran solo los LGTB los que se manifestaban, sino también heteros los que acudían a la marcha, ya sea por curiosidad, por la mera fiesta o por apoyar sinceramente la causa. Ya no era sólo de Madrid, sino que recibía riadas de personas de otras ciudades de España en busca de unos días en los que poder ser ellos mismos y que encontraban en Madrid la oportunidad que no tenían en sus ciudades. Incluso, a partir de 2005, saltó al mundo y empezó a congregar a decenas de miles de visitantes de otros países.

Hoy en día el Orgullo Gay es una gran dinamo capaz de generar todo tipo de reacciones y mucho más si se trata del orgullo mundial Unos se preguntan por qué hace falta (quizá si supieran que el año pasado se registraron sólo en Madrid 230 agresiones homófobas dejarían a un lado la pregunta y se unirían a la marcha), otros están en contra, y tampoco faltan los que quieren volver a las esencias, deslindarlo de su parte más comercial y quedarse sólo con la reivindicativa.

Los organizadores, AEGAL (una asociación de empresarios y comerciantes LGTB), COGAM y la FELGTB (Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) con un enorme apoyo institucional tanto del Ayuntamiento como de la Comunidad de Madrid, han conseguido que este año sea Madrid la ciudad que organice el World Pride o, lo que es lo mismo, el “Orgullo Mundial”. Eso significa que este año el Orgullo durará casi diez días, del 23 de junio hasta el 2 de julio. Serán días repletos de actividad en los que se organizará una conferencia de derechos humanos, exposiciones como Subversivas, resumiendo 40 años de activismo LGTBI en España, eventos deportivos de todo tipo (algunos de ellos han ido jalonando el último año como la Union Cup de Rugby o el Madrid Tennis Open) y por supuesto conciertos en varios escenarios (Sol, Alcalá, Plaza de España, Plaza Pedro Zerolo…) y hasta un gran espacio en Madrid Río llamado World Pride Park, abierto a la participación de ONG’s y asociaciones que mostrarán su trabajo a en favor de los derechos de todos.

También significará que tres millones de personas acudirán, que multitud de organizaciones y en especial las del colectivo LGTBI madrileño encuadradas en la Plataforma 28-Jtendrán la ocasión de descentralizar un orgullo hasta ahora demasiado apegado a Chueca y sus alrededores y de volver a meter vida y reivindicación a unos días cuya potencia de reivindicación había quedado demasiado oculta entre el espectáculo y el confeti, sin duda legítimos y enriquecedores, pero que se habían tornado demasiado prominentes en los últimos años.

Pero por encima de todo significará que la marcha del día 1 de julio será una gran fiesta, una gran manifestación y sobre todo la más grande reivindicación por los derechos de todos, por la libertad de vivir cualquier vida, que jamás haya visto Madrid.

Página oficial del World Pride 2017 

Opiniones

¿Quieres más información?

CONTACTA CON NOSOTROS

Para mejorar el servicio, utilizamos cookies propias y de terceros. Si sigues navegando, entendemos que aceptas su uso según nuestra política de cookies.

Más información sobre Cookies